miércoles, 24 de octubre de 2012

Sobre la legalidad de las relaciones sexuales consentidas a los 13 años





Me llaman de la radio para conocer mi opinión sobre el hecho de que, en nuestro país,  las chicas y chicos puedan tener relaciones sexuales consentidas a partir de los 13 años, sin duda una asunto más que polémico.  Lo que ha despertado el interés social acerca de este asunto relativo a la regulación legal de la adolescencia es el trágico suceso de El Salobral, en el que un adulto de 39 años que mantenía relaciones con una menor de 13 años terminó suicidándose después de haber asesinado  a la chica. Este terrible crimen ha reabierto el debate  sobre la dudosa legalidad de que un adulto pueda tener relaciones sexuales consentidas con una niña de  mucho menor edad. Es probable que sin este fatídico desenlace,  lo que a todas luces reviste todos los  requisitos para ser considerado un caso  abuso sexual y violencia de género hubiese pasado desapercibido para la opinión pública. Pero ello  no habría evitado el más que probable daño psicológico sufrido por la menor, con sus consecuentes secuelas emocionales.

La psicología del desarrollo puede aportar una información relevante a los legisladores  de cara al establecimiento de las edades recomendables para que los adolescentes puedan acceder a determinados derechos. Ya hemos tenido la oportunidad de comentar en entradas anteriores de este blog  cómo la evidencia de que disponemos indica que hasta los 15 años el cerebro adolescente aún no ha alcanzado la madurez suficiente como para permitirle tomar decisiones de forma similar a como lo haría una persona adulta. Sin embargo, también hemos comentado que esta madurez cognitiva, y que permite a chicos y chicas cierta racionalidad en sus decisiones, dista mucho de ser una madurez socioemocional. En otras palabras, el adolescente de 15 ó 16 años tiene un desarrollo intelectual que le permite un pensamiento y una toma de decisiones casi adulta en situaciones neutras o frías y con poca carga emocional, como por ejemplo,  en la escuela. Sin embargo, cuando se trata de situaciones muy emotivas el desempeño de este chico se asemeja más al de un niño que al de un adulto. Y es que habrá que esperar aún algunos años más para que sus decisiones  no estén contaminadas por su inmadurez socioemocional. Por lo tanto, a los trece años la gran mayoría de adolescentes  distarán mucho de haber alcanzado la madurez necesaria para tomar decisiones, más aún cuando se trata de asuntos tan contaminados por los afectos.
Teniendo en cuenta lo anterior, parece claro que 13 años es una edad insuficiente como para que una chica pueda saber qué es lo que está haciendo cuando da su consentimiento para mantener  relaciones afectivo-sexuales con un adulto que le triplica la edad.  En estas situaciones, en las que hay tanta diferencia de poder, la manipulación afectiva por parte del adulto es bastante probable y la responsabilidad del o la menor estará muy disminuida.

España establece un límite de edad para las relaciones sexuales consentidas inferior al regulado en los países de nuestro entorno, que en algunos casos llega hasta los 16 años (países nórdicos). Parece un contrasentido que exijamos a nuestros jóvenes haber cumplido los 18 años para poder votar y, en cambio, con 13 años puedan dar su consentimiento a una relación que puede ser claramente asimétrica. Y es que  la diferencia de edad debería ser un elemento clave para que este tipo de relaciones puedan ser tipificadas legalmente como abusos sexuales, en cuyo caso la Administración debería intervenir para proteger a la menor.  Sin embargo, ello no sería necesario cuando la diferencia de edad no superase los cinco años, por poner un límite. Y es que muchos matrimonios actuales comenzaron sus relaciones cuando ella tenía trece o catorce años, y él unos dos o tres años más: el amor fue madurando con ellos.

9 comentarios:

  1. Me parece muy adecuado tu comentario e interesante la precisión que haces en este post sobre: el hecho de la madurez, el problema del consentimiento para las relaciones sexuales y la distancia de edad entre los miembros de una pareja sentimental (como parece que acontecía en este desgraciado suceso). Esta realidad muestra como las leyes se hacen atendiendo a la tradición y a la propia lógica juridica, pocas veces se dejan influir por los avances científicos, en este caso - y otros similares como la ley sanitaria, el código civil...- de la psicologia evolutiva y del desarrollo. Solamente en momentos puntuales esta interacción mútua parece ser de interés, como el suceso que nos ocupa. Un ejemplo de la distancia que hay entre ciencia y ley es ver como denominan a la victima "niña de 13 años" y lo hacen jueces de menores (!!), ¿es que no existe la categoria adolescente?. En cualquier caso convengo contigo en que el tema de la edad cronológica, la madurez y los derechos y obligaciones legales es algo pendiente de revisión y en el los conocimientos psicológicos actuales son muy relevantes y claros.

    ResponderEliminar
  2. Compleja disyuntiva la del legislador que para unas cosas considera "mayor de edad" a una "niña de 13 años" y para otras todavía no.

    Creo en mi opinión, que coincide bastante con la del Dr. Antonio Andrés Pueyo, que debería reformarse el sistema penal español en este tema concreto, dando más peso a la opinión de psicólogos del desarrollo en detrimento de intereses políticos y electorales, a los que estamos tan acostumbrados.

    Valiente artículo que deja en entredicho la legislación vigente.

    ResponderEliminar
  3. He disfrutado mucho de la lectura de su post, por la claridad de la exposición y su contenido.
    Coincido plenamente con su opinión ya que, como ha explicado, a los 13 años aún no se ha desarrollado adecuadamente el pensamiento abstracto y, más tarde, aunque se puedan tomar decisiones cognitivamente apropiadas, si entran en juego las emociones...no creo que la relación entre una chica adolescente y un hombre que le triplica la edad sea equilibrada. A los 13 años no se tiene la madurez socioemocional suficiente como para decidir por una misma, aunque la propia chica piense que sí.
    Gracias por este post, será un placer releerlo.

    ResponderEliminar
  4. La explicación de que el legislador no haya cambiado esta ley no la encuentro por ningún lado. En mi opinión es una aberración, una persona con 13 años no puede ser capaz de discernir las consecuencias de actos como las relaciones sexuales, sobretodo si hay una diferencia de edad alta entre los participantes.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  6. La psicología del desarrollo puede aportar una información relevante a los legisladores de cara al establecimiento de las edades recomendables para que los adolescentes puedan acceder a determinados derechos

    JA JA JA JA... ¿Y tú eres un "catedrático"? No me extraña que España sea un país de mierda, con "catedráticos" como tú.

    La psicología evolutiva es un CAGARRO propio de magufos ignorantes o timadores conscientes.

    ¿A quién cojones pretendéis engañar, "pichicólogos" magufillos de tres al cuarto?

    ID A CASCARLA POR AHÍ CON VUESTRO COLEGA, EL ÍKER JIMÉNEZ

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Juan Carlos:
      Te noto un poco agresivo.
      Supongo que todo eso ya lo pensabas de antes y lo de comentar el post. es meramente una excusa.
      De todos modos, poner atención a lo que las personas dicen suele ser un buen tratamiento para escapar de los propios pre-juicios (en el sentido etimológico de la palabra)

      Eliminar
  7. Pues no hay duda de que un niño o niña de 13 años no está capacitado para tomar decisiones de este calibre, pero el problema está en que cuando se topan con adultos manipuladores, quedan convencidos de que la decisión fue propia, lo que es un grave error. Esto ocurre tanto en relaciones heterosexuales como en las homosexuales, a manos de un pedófilo.

    ResponderEliminar
  8. tengo 19 resien cumplidos y me gusta una chica de 13 aunque no estoy enamorado asi que no voy a seguirla para no tener problemas, con mirarla me conformo,, no me gusta su cuerpo por que no lo tiene desarrillado como otras de su edad, siempre me gustaron en mis pocos años del tema, ,las chicas mas chicas o mas grandes,, lo que me dificulta mucho tener novia,, soy virgen todavia, pero tuve muchas pretendientes que no pudieron ser por el tema de las edades siempre me negaba a avanzar con unas mas chica aunque solo eran d 3 a 4 años como mucho,, bueno yo opino con el tema de las relaciones con menores, tendria que ser solo diferencias de 5 años apartir de los 13 osea si una chica tiene 13 podria estar con uno de 18 14,19 15,20 y 16,21,,, bueno es mi opinion,, odio que me gusten mas chicas pero las de mi edad no me gustan nada, son demasiado zorras para mi gusto.

    ResponderEliminar