lunes, 4 de noviembre de 2013

Creatividad y Fotografía



En este mundo virtual en el que vivimos rodeados de una auténtica inflación de imágenes fotográficas la originalidad suele ser un bien escaso.  Además, hay razones para pensar que la capacidad para la innovación tiende a disminuir con la edad. Y es que en la medida en que vamos adquiriendo competencias en el ejercicio de una actividad como la fotografía, en nuestro cerebro se van almacenando aquellos esquemas construidos que van a servirnos para afrontar nuevos retos y problemas. Es decir, la maestría o experiencia va acompañada de una menor necesidad de innovar, ya que tiramos de clichés aprendidos previamente. Así, podría decirse que con la edad nos vamos volviendo comodones y perdemos capacidad para crear algo nuevo. Nuestras fotografías, aunque tengan una mejor técnica, irán perdiendo originalidad.

Recientemente, David Galenson, ha añadido cierta complejidad a los modelos que explican el fulgor y declive de la creatividad a lo largo de la vida. Para este profesor de la Universidad de Chicago hay dos distintos tipos de creadores que se diferencian tanto en su forma de trabajar como en el curso que sigue su creatividad.

Los primeros son los "experimentadores". Estos artistas son buscadores incansables, insatisfechos y con objetivos estéticos ambiciosos aunque imprecisos, y que tratan de presentar una explicación del mundo tal como lo ven y experimentan. Van cambiando su forma de trabajar por ensayo y error y la esencia de la creatividad reside en el proceso, por lo que sus innovaciones más importantes surgen mientras están trabajando. La creatividad de estos artistas experimentales suele seguir una curva que asciende lentamente hasta alcanzar la cumbre a una edad avanzada. En el terreno de la fotografía se trataría de aquellos fotógrafos que, como comenta Eduardo Momeñe en “La visión fotográfica”,  salen a la calle cámara en mano dispuestos a atrapar momentos de un mundo que fluye a su alrededor en continuo movimiento. El fotógrafo más representativo de este tipo sería Henri Cartier-Bresson, un fotógrafo rápido, atento a lo que le rodea y que tiene que darse prisa para que no se le escape ese instante decisivo. El momento en el que todos los elementos del encuadre se posicionan de la mejor manera para lograr una composición equilibrada y sorprendente. No obstante, no es una búsqueda sin objetivo, a veces las fotografías buscadas están ya en su cabeza, sólo hace falta tener el olfato y la suerte de encontrarlas. Son fotógrafos hiperactivos, inquietos, como Cartier-Bresson, pero también como André Kertész, como Robert Capa, como Steve McCurry o Cristina García Rodero.

El otro tipo sería el de los "conceptualistas", quienes más que tratar de reflejar el mundo que les rodea pretenden comunicar mediante imágenes estilizadas sus ideas o sentimientos acerca de la realidad. Por lo general, sus creaciones están planificadas y diseñadas de forma cuidadosa, y se basan más en la imaginación del artista que en la observación de la realidad. Si los experimentadores lograban hacer sus mejores contribuciones artísticas a una edad avanzada, los conceptualistas son precoces, y sus mejores obras las encontramos muy al inicio de sus carreras, aunque no necesariamente habrán de palidecer a partir de ese momento. En el campo de la fotografía se trata de fotógrafos interesados en construir imágenes, en pedir al mundo que pose para él, que actúe en un escenario construido, como hacía Richard Avedon, uno de los más grandes retratistas de la historia. Si Cartier-Bresson aceptaba el azar del mundo, Avedon provocaba las imágenes, creando en una habitación un universo visual. Algo parecido podríamos decir de Chema Madoz, un artista que construye un mundo propio para plasmarlo en sus fotografías.

En definitiva, dos tipos de creadores bien distintos,  cuyo estilo puede estar muy influido por los rasgos de su personalidad. Y tú, ¿te identificas con alguno de ellos? 

Texto publicado en la revista digital de fotografía Tiempos Modernos

21 comentarios:

  1. Preciosa alfredo. ESPECTACULAR!!! me encanta. Puedo respirar la atmósfera. Eres un crack!!
    :)

    ResponderEliminar
  2. Antes he opinado sobre la foto, pero el texto, me ha parecido una exquisitez. Me ha parecido en algún momento que hablabas de mi. jajaja. Yo a mis cuarenta y algunos, sigo buscando y buscando y aunque no encuentro lo que busco, el proceso me parece un objetivo en si mismo.
    :)

    ResponderEliminar
  3. Me encanta la foto y el artículo que escribes. Reflejas momentos meteorológicos de una gran belleza por su singularidad y por la sencillez que consigues reflejar. Te veo reflejado en el primer grupo que describes , los experimentadores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues creo que tienes toda la razón, Nicolás. Experimentador, así me queda más cuerda, que uno ya tiene una edad.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Pués que decirte.
    Jo dejo que la naturaleza me brinde un detalle i con ese detalle juego a crear.
    ¿entonces?Yo por dónde ando, ¿experimentadora? ¿conceptual?
    Muy buena reflexión,Alfredo.
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero ¿lo dudas? Más experimentadora que conceptual.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Una reflexión,que te caracteriza, tu buen quehacer.Yo a mis sesenta y dos,me identifico mas con los experimentadores.Captar en la calle lo que me rodea,sin planificar la escena,y observar, lo que en ese segundo, delante de mi cámara y la idea preconcebida,captar ese instante decisivo de la escena.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Se poco, mas bien nada, de fotografía, pero quería hacer mi pequeño aporte. Recuerdo haber leído en algún libro de historia de la psicología (si mal no recuerdo)que lo mismo ocurría con los científicos. De jóvenes creaban (creaban teorías) muy originales y tenían una gran predisposición a cambiar sus puntos de vista e innovar continuamente. Llegando a edades avanzadas se "estancaban", se "quedaban en el molde". Creo haber leído que grandes hombres a los que les ocurrió (si es que es algo que simplemente ocurra) fueron Einstein, Piaget y Freud.
    No estoy convencido de lo que este autor/a dijo. No tuve ocasión aun de leer todas las obras de estos hombres jeje. Pero me parece un tema muy interesante.

    ResponderEliminar
  7. Pues, tienes razón, aunque las curvas de edad de la creatividad no son iguales en todas las áreas o campos profesionales. Ese declive precoz suele ser más frecuentes en poesía, matemáticas, física...En cambio, el literatura, filosofía, o en la misma psicología la madurez suele ir acompañada de buenos frutos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Querido Alfredo, me gusta tu texto por lo que tiene de clarificador, por aquello de que, a quienes nos gusta leer acerca de los comportamientos humanos, este tipo de propuestas sobre temas que nos afectan, siempre resultan interesantes y además porqué es como un empujón a la reflexión.

    Por otra parte creo que este tipo de teorías (permíteme llamarlas así) adolecen de una cierta elasticidad, de una frescura que las haga flexibles y un poco menos dogmaticas.

    Yo, tú me conoces, soy aficionado a la fotografía pero, no podría decir en que “corriente” de las dos me inscribiría con acierto seguro. Me parece que todos somos mucho más impredecibles de lo que en apariencia podemos parecer y desde luego, creo que mucho menos “etiquetables”.

    De cualquier modo entiendo que de alguna manera hay que acercarse a estos temas y te agradezco de verdad tu artículo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Querido Alfredo, me gusta tu texto por lo que tiene de clarificador, por aquello de que, a quienes nos gusta leer acerca de los comportamientos humanos, este tipo de propuestas sobre temas que nos afectan, siempre resultan interesantes y además porqué es como un empujón a la reflexión.

    Por otra parte creo que este tipo de teorías (permíteme llamarlas así) adolecen de una cierta elasticidad, de una frescura que las haga flexibles y un poco menos dogmaticas.

    Yo, tú me conoces, soy aficionado a la fotografía pero, no podría decir en que “corriente” de las dos me inscribiría con acierto seguro. Me parece que todos somos mucho más impredecibles de lo que en apariencia podemos parecer y desde luego, creo que mucho menos “etiquetables”.

    De cualquier modo entiendo que de alguna manera hay que acercarse a estos temas y te agradezco de verdad tu artículo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Experimentadora sin lugar a dudas. Captar lo que el entorno nos brinda me parece maravilloso. Una puesta de sol, unas nubes de tormenta, un campo sin límites.
    La creatividad es una característica muy particular, y cada uno la vive en mayor o menor medida de una forma u otra. Es algo intrínseco al ser humano y que cada uno explota, experimenta y vive de manera diferente.

    ResponderEliminar
  11. El artículo que ha parecido de lujo. Conocía tu blog de fotografía pero no éste, y me parece muy interesante. Yo llevo como año y medio en esto de la fotografía con lo cual igual es pronto para estar definida en un grupo o en otro, pero de momento creo que tengo mas de de experimentadora.Yo no creo mis escenarios, seguro que por falta de imaginación, pero en la calle encuentro escenarios ya creados que superan con creces lo que yo podría hacer. Espero pertenecer al primer grupo porque ya no cumplo los 50 y tengo que hacer el recorrido rápido.
    Saludos Alfredo.

    ResponderEliminar
  12. Prefiero los fotògrafos conceptualistas porque crean a partir de su propias esencias y eso los hace ser ùnicos ante la realidad que quieren representar.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
  13. Enhorabuena por la entrada Alfredo, creo que es una interesante y rica reflexión.

    ¿Por cúal me inclino? A pesar de estar ya en añitos y como me conoces, pues e una mezcla de entre ambas : la de aquellos que conciben la fotografía no como el "mero resultado del encuentro entre un acontecimiento y un fotógrafo, aunque hacer imágenes es un acontecimiento en sí mismo" - como dice Susan Sontag- y, por otro lado, del hecho que fotografiar no es algo pasivo. Es algo más que pasivo (teoría conceptualista) con un doble proceso: interiorización-exteriorización de mundos e ideas.

    De cuantos blogs solemos ver, visitar y o compartir creo podemos hacer clasificaciones múltiples pero ahora ante la vorágine de imagenes y blogs añadiría una clasificación no nueva pero sí imperante, la "participativa". Hoy en día disponer de una cámara (móvil, Ipod,...) a transformado a la persona en activa. Que te voy a contar del influjo en la prensa y medios de comunicación actual.

    Quizá este sea para otro apartado, pero para mí lo importante es que desde ambos conceptos se cuenten historias reales e imaginadas al tiempo que fomenten la creatividad y el juicio crítico de la imagen.

    Un abrazo


    ResponderEliminar
  14. La creatividad, la fotografía y Internet están intercomunicados por un mismo mundo del artista. En relación a la foto la veo como una pintura acuarela bellísima.

    ResponderEliminar
  15. ...menuda foto...practicamente se puede tocar, más bien diria yo, respirar

    ResponderEliminar
  16. ...menuda foto...practicamente se puede tocar, más bien diria yo, respirar

    ResponderEliminar
  17. Sempre preferi a busca incessante do momento, em vez de o construir.

    ResponderEliminar
  18. Spectacular image and, not at least, reflections. Magical.
    I also enjoyed your text on creativity allot. I actually do believe that creativity is something EVERYONE of use has, and all of us can access, some easier than others, most importantly, can be learnt.

    ResponderEliminar